ES HORA DE LAVANTARSE


Ha llegado el momento de rasgar la oscuridad que me abraza e incorporarme. Salir de esta fría prisión y abandonar el habitáculo cubierto por las sombras que me mantienen inmóvil. La sensación es angustiosa.  Un extraño hormigueo en mis articulaciones  se convierte en pequeños y molestos calambres.

Mi conciencia se ha desplazado  hacia un lado, como si hubiera sido barrida por una fuerza superior y sé que no la volveré a recuperar. Apenas tengo recuerdos y los pocos que quedan permanecen difusos, anclados en lo profundo de un interior que  no me pertenece. Básicamente son rostros que ya no reconozco, voces que  no entiendo, olores que no puedo interpretar.  No sé quién soy pero me siento obligado a levantarme. Ha llegado la hora, es el momento de hacerlo.

No soy el único. Sé que  muchos miles en mi misma situación han abierto los ojos y tratan de incorporarse. Somos una plaga que asolará el mundo, sembraremos la muerte y la destrucción, llevaremos el horror hacia el interior de todos vuestros corazones y romperemos vuestras almas, por el simple hecho de que disponemos de  esa virtud.

Saldremos a la noche. Caminaremos hacia la vida desde la propia muerte.  Avanzaremos sin impedimentos. Nos alzaremos en todas las partes del mundo y los cuerpos podridos de los que caerán, vendrán acompañados de enfermedades que convertirán vuestra supervivencia en una utopía.

Somos un enjambre de monstruos hambrientos, manejados por la furia que se ha desatado en el infierno. Los demonios luchan entre ellos y nosotros nos hemos convertido en sus juguetes, en simples herramientas de los malignos, que pretenden destruir el mundo.

Ellos nos dirigen y nos instigan con una agresividad que nos oprime desde nuestra propio profundidad. Estamos hambrientos y ansiamos comer. Estamos desesperados, furiosos. Olemos a los vivos. Los perseguimos. Nos los comeremos.

Caminamos. Avanzamos, al tiempo que nuestro cuerpo deja un aroma de peste y la piel ajada se descompone a cada paso. Somos monstruos enviados por la muerte.

Caos. Destrucción.

Futuro negro para una  Humanidad desesperada que se aproxima a la   extinción.

Es hora de levantarse, ya avanzamos por las calles de tu ciudad.